¿Por qué es tan difícil encontrar buenos trabajadores, esta es una pregunta que nos hacen con frecuencia…

El buen funcionamiento de una empresa depende de las personas que trabajan en ella, y para encontrar  empleados excelentes existen una serie de procesos a seguir.  Muchas empresas fracasan o permanecen en la mediocridad debido a la falta de conocimiento, utilización de procesos incorrectos y a que las personas encargadas de seleccionar el personal, carecen de la formación necesaria para llevar a cabo esta tarea.

Debido a nuestra larga trayectoria, tanto en la dirección como en el asesoramiento de empresas, a nosotros en Jobfinder Spain,  nos sorprende ver al alto grado de deserción de personal que existe en muchas empresas, especialmente aquí, en el sur de España. Es bastante común que algunas empresas pierdan entre un o dos tercios del personal cada año. Gran parte de este “éxodo masivo” debe a la utilización de procesos incorrectos a la hora de buscar y contratar trabajadores.

A continuación presentamos cinco razones es tan difícil encontrar buenos trabajadores y por las cuales muchas empresas fallan a la hora de buscar los mejores empleados:

Falta de claridad al definir o especificar las funciones del puesto y el perfil requerido.

Como agencia de empleo y de asesoramiento empresarial, siempre intentamos comprender con exactitud los requerimientos de nuestros clientes tanto en lo que se refiere a los resultados esperados por la empresa, como en todo lo relacionado con el personal.  En la mayoría de los casos, no existen perfiles escritos para los nuevos puestos y cuando los hay, generalmente carecen de información clave. Las empresas se sorprenden cuando les hacemos preguntas detalladas sobre el puesto de trabajo en oferta, pero esto es absolutamente necesario, ya que los anima a pensar detalladamente sobre sus requerimientos  y a su vez, nos da las respuestas que necesitamos para ayudarles a encontrar el mejor candidato.
Otro error muy común suele ocurrir cuando un empleado se va de la empresa. La tendencia es contratar a otra persona muy parecida a ésta, sin seguir los procesos debidos a fin de determinar cómo ha cambiado la empresa en los últimos años y qué tipo de experiencia o capacidades necesitan que tenga un nuevo empleado para que se adecúe a las nuevas demandas de la organización.

Canales inapropiados

Hoy en día existen muchos canales para atraer a los mejores candidatos.  La mayoría de las empresas desconocen estos métodos y generalmente tienden a seguir usando los procedimientos tradicionales. Además, de acuerdo a un estudio realizado recientemente por LinkedIn, muchas empresas no realizan un seguimiento para evaluar qué canales son más eficientes.

Anuncios de oferta de empleo redactados incorrectamente

Desafortunadamente, alrededor  de un 80% de los anuncios de oferta de  empleo que vemos no están bien elaborados y por lo tanto es poco probable que produzcan resultados positivos. Carecen de atractivo, no venden el puesto, les falta información clave y generalmente adoptan el enfoque de “captar a todos” al enumerar la lista de requisitos.  Si la función del puesto de trabajo no se especifica correctamente,  es  más que probable que el anuncio esté redactado incorrectamente.

Marketing y promoción de la marca mediocres

Cómo se oye decir frecuentemente en la actualidad, el mundo ha cambiado en forma dramática en los últimos 20 años debido al avance tecnológico, por lo cual si una empresa tiene una buena presencia en internet, y cuenta además con una buena  estrategia en el uso de redes sociales, la notoriedad de la marca o nombre comercial no representa un problema a la hora de atraer nuevos empleados. Lo primero que normalmente hace una persona que se interesa en una oferta de trabajo, es mirar la página web de la empresa y las redes sociales. Hablando en forma generalizada, la primera impresión suele ser suficiente para determinar si vale la pena enviar la solicitud de trabajo o no.

Reclutadores sin formación

Invariablemente, aquí en España y especialmente en la mayoría de las Pymes, no existen departamentos de Recursos Humanos o reclutadores capacitados para la selección y contratación de personal.  En la mayoría de los casos, la persona asignada para realizar la tarea de selección y contratación de nuevos trabajadores, no tiene formación específica sobre los procesos y métodos a seguir y tiene prácticamente un conocimiento nulo de las funciones del puesto de trabajo para el que se busca personal. Desafortunadamente, esta situación normalmente tiene un resultado negativo para una o ambas partes, ya que el nuevo empleado termina dejando la empresa en los tres a seis primeros meses luego de haber iniciado su actividad, dejando así a la empresa con la ardua tarea de empezar el proceso de búsqueda otra vez.

Es sorprendente que aún así, la mayoría de las empresas en el sur de España se muestren reticentes a usar los servicios de una agencia de empleo bajo la creencia de  que esto es algo que  pueden hacer ellos mismos y así ahorrar dinero. El resultado suele ser que se ven obligados a  realizar varios intentos para encontrar el candidato adecuado y a tener que reemplazar continuamente a los trabajadores por otros empleados que también son inadecuados. Según algunos estudios recientes, por cada empleado que deja una empresa el coste a la organización es del 20% al 25% del sueldo anual. Este importe representa, la búsqueda, reemplazo y capacitación del nuevo trabajador. Si una empresa tiene que hacer esto dos veces al año, es claro entonces que los honorarios que se pagan a una empresa de empleo resulten muy atractivos, ya que al utilizar nuestros servicios la posibilidad de contratar al candidato adecuado en el primer intento, aumenta drásticamente.